Estudio permite conocer origen de trastornos del sueño

Redacción Redacción  


2017-05-30 12:07:03

El estudio del sueño o estudio polisomnográfico permite conocer la causa de todos los trastornos de sueño y con precisión el tiempo que una persona tarda en dormir, cuánto presenta cada una de las cuatro etapas de sueño conocidas, el número de veces que despierta, y todos los cambios fisiológicos que ocurren mientras alguien duerme, señaló Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS).

Añadió que con este análisis es posible saber con exactitud si una persona ronca, presenta pausas respiratorias, arritmias cardiacas, tiene movimientos anormales, habla dormida, fricciona los dientes, tiene pesadillas, sonambulismo, etc., esta información es básica para controlar el trastorno.

El estudio polisomnográfico, es un método que analiza el sueño mediante el registro de signos vitales y fisiológicos como la actividad cerebral, los movimientos de los ojos, la saturación de oxígeno en sangre, el ronquido, la respiración, la frecuencia cardiaca, la relajación muscular y los movimientos.

Además de registrar segundo a segundo durante 8 horas, la técnica de estudio incluye la observación y grabación de los movimientos y posturas que cada paciente adopta para dormir.

Reyes Haro dijo que el paciente que lo requiere, debe pasar una noche en la clínica, para que se coloquen una serie de sensores en su cuerpo, mismos que son muy ligeros, superficiales y no causan molestia alguna.

Los pacientes deben acudir a una consulta inicial para decidir si el paciente requiere de estudio polisomnográfico para confirmar el diagnóstico y conocer el grado de severidad del trastorno. En caso de no requerir el estudio se inicia el tratamiento de acuerdo a cada uno de los trastornos de sueño conocidos; si es necesario, se programa al paciente para realizar estudio polisomnográfico diurno o nocturno. Es importante mencionar que la edad de los pacientes varía desde neonatos hasta ancianos y la técnica de estudio se adecua a cada caso.

Una vez realizados los estudios polisomnográficos se procede a su interpretación y se llega al diagnóstico definitivo para iniciar el tratamiento del trastorno. Mediante estos lineamientos los diagnósticos son muy precisos y el control de los trastornos muy eficiente.

Entre los principales trastornos atendidos en el Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño se encuentran el insomnio tanto en el adulto como infantil, el ronquido y los síndromes de apnea obstructiva de sueño, de resistencia de vías aéreas superiores, de apnea neonatal e infantil, somnolencia excesiva diurna, narcolepsia, epilepsia nocturna, insomnio secundario al uso crónico de medicamentos hipnóticos, e insomnio secundario al síndrome de movimientos periódicos de las extremidades, sonambulismo, terrores nocturnos,  enuresis (orinarse dormidos).

Finalmente, Haro Valencia destacó que un estudio del sueño permite identificar y corregir con toda ética y profesionalmente los trastornos del sueño, que pueden presentarse en cualquier momento de la vida.

Las personas que deben ser atendidas son aquellas que roncan fuerte, quienes presentan movimientos anormales mientras duermen, o bien aquellas que tienen un trastorno de sueño que no ha podido ser controlado bajo cualquier estrategia.