Constitución es "hoja de ruta" para enfrentar problemas: SCJN

Redacción Redacción  


2017-06-01 18:56:05

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales, afirmó que así como durante 100 años la Constitución ha servido a los mexicanos para salir adelante frente a los graves problemas, ahora es la “hoja de ruta” para enfrentarlos.

Al encabezar la ceremonia de develación de la placa conmemorativa del 100 aniversario de la reinstalación de la SCJN, el ministro presidente del alto tribunal señaló que la carta magna es la “hoja de ruta” que habrá de llevar a los mexicanos a buen puerto.

Recordó que las actividades de la SCJN estuvieron suspendidas del 14 de agosto de 1914 al 1 de junio de 1917, como resultado del golpe de Estado de Victoriano Huerta y el estallamiento de la Revolución, y se reanudaron por mandato de la Constitución de 1917.

En su intervención, destacó la vinculación entre el centenario de la reinstalación de la SCJN y el de la Constitución, pues la Carta Magna y su órgano garante han estado enlazados históricamente desde su origen, comentó.

“Ambos centenarios tienen una relación intrínseca dado que el máximo tribunal fue reinstalado por mandato del Artículo Quinto Transitorio de la Constitución de 1917”, dijo ante el ministro José Ramón Cossío, coordinador de la Comisión Organizadora para los Festejos del Centenario de la Constitución.

El ministro presidente sostuvo que, como órgano destinado a su salvaguarda, la Suprema Corte se debe a la Constitución, la cual ordena la instauración y el funcionamiento de un Tribunal Constitucional.

Recordó que la Constitución de 1917, además de incluir las decisiones fundamentales de ser una república federal, democrática y con división de poderes, fue la primera del mundo en reconocer los derechos sociales, antes de la Constitución Soviética de 1918 y la de Weimar de 1919.

Por su parte, el ministro José Ramón Cossío destacó la relevancia de que la Constitución de 1917 hubiese dispuesto la reinstalación de la SCJN, no así del Poder Ejecutivo o del Legislativo, porque hubo necesidad de cerrar el alto tribunal.

“Me parece que hoy, a 100 años, en un país con dificultades, estamos frente a una enorme lección histórica acerca de cuál debe ser, en nuestro carácter de juzgadores, el objetivo y el horizonte que debemos acatar y no puede ser otro que el acatamiento cabal, de la Constitución”, sostuvo.